Récord en exportaciones agroalimentarias de Italia y España durante la cuarentena. El «trading de alimentos» fuerte como nunca.

La venta de alimentos al exterior sostiene las exportaciones españolas en el primer trimestre. La exportación de alimentos procedentes de la península se disparó en el primer trimestre del año un 9,9 %, hasta los 13.357,6 millones de euros, lo que la convierte en la categoría con mayor peso en las ventas al exterior, compensando parcialmente el descenso en otros sectores provocados por el impacto de la covid-19.

La comercialización de productos cárnicos (especialmente derivados del cerdo con destino a China) y de frutas, hortalizas y legumbres (a otros países europeos) son dos de los pilares que han sostenido las exportaciones alimentarias de enero a abril.

En los tres primeros meses del año, las ventas al exterior de alimentos, bebidas y tabaco superaron los ingresos generados por las de los bienes de equipo (con 13.087 millones), habitualmente líderes de la estadística, pero también los de los productos químicos (10.624,7 millones) y el sector del automóvil (10.405,8 millones).

El subsector que más creció en este primer trimestre de entre todos los productos exportados por España fueron los cárnicos, con un alza del 34,6 %, hasta los 2.355,9 millones de euros.

Fruta y verdura al alza

Este aumento se explica sobre todo por el repunte de las ventas a China -país que se vio afectado por el coronavirus ya desde el mes de enero-, aunque también subieron los pedidos enviados a Italia, Japón y Portugal.

Saldo positivo

De esta forma, el saldo comercial en el capítulo alimentario continúa siendo positivo, con una diferencia a favor de 4.317,7 millones de euros, en contraste con la balanza en datos generales, que tiene un déficit de 7.661 millones. Esto ha resultado como un factor clave para numerosos inversores que no han tardado en apostar por el trading de alimentos, dejando así de lado otras divisas.

Especialmente llamativo es el incremento de las compras de España a otros países de aceite y grasas, que se dispararon entre enero y marzo un 36,5 %, hasta los 856 millones de euros, procedentes de Indonesia, Ucrania, China y Túnez. Precisamente, Túnez es uno de los mercados donde grandes empresas del sector del aceite de oliva español están comprando producto a granel para poder sortear el arancel de Estados Unidos.

En el primer trimestre también evolucionaron al alza las importaciones de frutas, hortalizas y legumbres con crecimientos superiores al 11 %, hasta los 1.687,5 millones de euros, procedentes sobre todo de Estados Unidos y, a gran distancia, de Marruecos, Portugal y Perú. Más allá del buen comportamiento de las exportaciones alimentarias en el primer trimestre de 2020, desde el sector se muestran preocupados por el impacto que tendrá la pandemia en las ventas durante el resto del ejercicio, ya que se espera una recesión que previsiblemente frenará el consumo mundial.

Lo mismo ha ocurrido con nuestros vecinos Italianos incluso en mayores medidas. La confederación de agricultores directos (Coldiretti) ha destacado como nuevo registro histórico el comportamiento de las exportaciones de la industria alimentaria italiana en marzo, con un 13,5 por ciento de incremento.

La mayor organización de ese sector de Italia y Europa, con cerca de dos millones de afiliados, señaló que ese mes aumentó la presencia de alimentos y bebidas italianas en Estados Unidos un 10,4 por ciento; en Alemania casi un 25 por ciento; en Reino Unido 3,9 y en Francia un 9,5 por ciento. 

Ello se logró, destaca Coldiretti desde su página web, a pesar de la repugnante desinformación que alimentó la competencia desleal extendida en las redes sociales sobre supuesta pizza contaminada por Covid-19 en Italia, momentos en que la nación sufría la más alta contaminación por el nuevo coronavirus en la región. Coldiretti aclara en su análisis que el buen comportamiento de las exportaciones en el tercer mes del año, tendrá un importante revés en los meses siguientes ante la propagación de la pandemia en todo el planeta, con el cierre de las fronteras y las medidas de contención que determinan el fuerte freno al comercio a nivel mundial. 

Para el presidente de ese ente especializado italiano, Ettore Prandini, ‘se necesita ahora un plan de promoción sólido para apoyar el verdadero Made in Italy en el extranjero’.

Para más información sobre el trading  de alimentos y sobre las inversiones en sector agroalimentario visite nuestra rama :

(hacer click a la imagen)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *